25 noviembre 2008

Derechos con permiso

A partir de 2011 la UE le abre sus puertas a las “personas inmigrantes muy cualificadas”. Esto es, en España por ejemplo, personas extranjeras cuya renta sea superior a 33.000 euros al año.
Tanto tienes (cobras), tanto vales.

Estos habitantes del planeta Tierra podrán poseer una Tarjeta Azul, en la línea de la Green Card utilizada en EE.UU., que pone nombre y apellidos a sus derechos como ciudadano o ciudadana (temporales) de la Unión.

Estos derechos son, por ejemplo, el de agilizar los procedimientos de admisión, el de circular entre Estados o el de “disfrutar de condiciones de igualdad de trato con los nacionales del país de residencia, en particular, en materia de ayuda social, ventajas fiscales, reconocimiento de títulos, educación y formación profesional”.
Generosidad suprema, la nuestra.

Aunque, leyendo despacio, la medida no esconde ningún acto de “generosidad” porque se justifica como una forma de responder a la demanda de trabajadores cualificados en determinados sectores. Es decir, que esta demanda será la que condicione los permisos.

Quizás, al principio de este post, en lugar de “la UE abre sus puertas” debería haber dicho que las entorna.

En cualquier caso ahora tenemos una nueva denominación, algo así como los “Inmigrantes, aunque sobradamente preparados”, que por fin van a tener la suerte de ver reconocidos sus derechos. Que por supuesto son suyos… aunque también lo sean de todos las demás personas inmigrantes.

Es un gran paso hacia el reconocimiento de los derechos de muchos inmigrantes que tratan de salir adelante en este lado del planeta. Pero es de suponer que las y los inmigrantes que cuidan a nuestros hijos, que limpian nuestras aceras o nuestras casas, que nos sirven la comida o nos construyen carreteras y edificios no llegan a ese salario de 33.000€ anuales, por lo que carecerán de los privilegios que otorga la mágica tarjeta azul de los derechos.

Quizás, al principio de este post, en lugar de “la UE abre sus puertas” debería haber dicho que las sigue cerrando.

Porque es de suponer que los “inmigrantes de segunda” tendrán que seguir buscando métodos alternativos para cruzar la frontera. No la que separa Estados entre sí, sino la abismal y terrible frontera que separa la inclusión y exclusión, la dignidad y la pobreza.

Brindo por un mundo en el que los derechos se tienen sin pedir permiso, y no se dan en una tarjeta.


---
Más información
- La UE cierra el acuerdo para crear una tarjeta azul para personas inmigrantes cualificadas (Canalsolidario)

Contenido relacionado en [La Otra Agenda]
- Busca la diferencia
- Por la borda
- Tres días y tres noches
- “Avalancha” es otra cosa


---
Viñeta: Máximo. El País 16-9-2004

.

10 comentarios:

alvaro dijo...

...que si de champions, si de primera, segunda A, segunda B, de tercera... asi juegan...
...y a los que no lleguemos a los 33.000 que?? no van a quitar algun derecho??...
...y aun queda la prorroga y los penaltys... y el arbitro casro...
...un desastre...
abrazos
paz y calma

[La Otra Agenda] dijo...

... ganaremos el partido, Álvaro, ganaremos :)

albert dijo...

Bienvenido sea, aunque sea insuficiente...
Me sumo al brindis

Josito dijo...

Podríamos romper las reglas en medio del partido...
Sin tus comentarios, no existo: opina libremente en http://www.enbuenalid.blogspot.com

José Luis dijo...

Pues yo lo doy vueltas y al final creo que la UE cierra las puertas. ¿Pesimista? Creo que no.

Félix Soria dijo...

Simplemente, ¡vergonzoso!

Anónimo dijo...

bueno, parece que la alianza de civilizaciones empieza a dar resultados: ya vamos a tener castas! yupiii!!!!!!!!!!!
qué será lo siguiente???

Alice dijo...

Me pasa que soy la típica tía que no sé lo que es un fuera de juego... :)

"Esta es la función de la resistencia: la creación de espacios de producción de subjetividad diferentes de los impuestos habitualmente. Son espacios experimentales de búsqueda, de estudio, de creación, de hallazgos de nuevos tipos de solidaridad, de nuevas formas del ser en los grupos, nuevos territorios existenciales a inventar. Una micropolítica de ensayo tal vez para el futuro. [...] Muchas Babilonias, muchos globos rojos para que podamos cantar nuevas canciones éticas y alegres entre todos. Sin entregar todo: nunca. Resistiendo siempre aunque sigamos perdiendo por ahora. Sólo por ahora. Ya veremos".

Eduardo Pavlovsky. "La ética del cuerpo".

JLuis dijo...

Si... a mi también me parece de Juzgado de Guardia.

Es un modo de facilitar la "fuga de cerebros" en muchos países que no van muy sobrados de personal técnico y a los que les ha costado sus cuartos formar a esas personas.

Se que se consiguió incluir una clausula para controlar que esto no pase, pero es tan ambigüa que se queda en papel mojado.

En fin... además, lo jodío es que, como siempre, la UE da la espalda a las recomendaciones de sus consejos consultivos. Hace bien poco el Comité Económico y Social de la UE prevenía contra este tipo de medidas y su efecto en el desarrollo de los países de origen... como quien oye llover!

De Juzgado de Guardia.

Un abrzote

Alice dijo...

Hola, buenas por aquí,

JLuis, vengo a disentir, y es como que me sabe mal, tengo la sensación de que persona que nombro se la tragan los pixeles. Al principio pensaba, casualidad, pero se me van acumulando las casualidades: nunca mais (ya no me refiero sólo cuando me pongo a hacer el freaky… que por supuesto…). Ya sabéis que soy del club ¡del blognanismo a la conversación colectiva! :P

Voy en serio, si no conseguimos crear una dialéctica propia no nos vamos a comer un colín y para ello necesitamos confrontar los discursos, para encontrar una síntesis. Y tenemos tan malos ejemplos… en este país crítica es sacarle los ojos al otro y por eso creo que a veces nos quedamos tímidos… (es lo que tenemos los introvertidos… ;P).

Pues a mí, gracias al comentario de JLuis me ha dado que pensar, poner el mundo al revés, darle la vuelta… Intentar ir un poco más allá. Me parecía importante compartirlo.

Pero para ver en qué disiento me parece importante resaltar en qué coincidimos… Parece que en eso estamos todos de acuerdo. La tristeza es la de todos los excluidos: nuestra síntesis, nuestro denominador común hasta ahora.

En qué di-siento con JLuis en este caso.
Un tema delicado y sutil, pero para mí determinante.

El tema de la “fuga de cerebros” y de que les haya costado formar a esas personas en muchos países. Pues es que eso desde mi punto de vista no se puede controlar. Cuidado. Nos podría recordar a épocas pasadas de totalitarismos comunistas...
El viaje occidental es un viaje hacia los derechos del individuo, los derechos humanos. Ese es el proyecto de la modernidad, que ahora, muy alter burguesmente queremos en la pos[t]modernidad: “universalizar”, que dé cabida a todos los seres humanos sin condiciones.
Esa sería la UE que yo no quiero… Una UE que recorte los derechos individuales. Aunque para nosotros nos parezca que lo mejor sería que se quedaran e hicieran por su país lo que nos parece deberían hacer (en África pasa todo el tiempo): lo que nosotros no estamos dispuestos a hacer “obligados” por el nuestro ni en pinturas….

Además es que es muy “modernista” en su versión más cutre (y esto ya no tiene nada que ver con el comentario de JLuis) dar por sentado que sabemos “cuál es la buena”… Una concepción tan racional de la realidad social… Cuando nada que ver, los flujos migratorios responden a movimientos y tienen unas consecuencias que no son las que habíamos previsto a priori… Los entramados son tan complejos!, están tan inter-relacionados, que las consecuencias nunca son lineales de: lo malo o lo bueno.

Por ejemplo, he estado reflexionando en el mundo al revés. Paradojas benéficas socialmente que pudiera tener esta medida. Se me ocurre: disminuir el racismo social hacia los inmigrantes y lo explico.
Tengo amigos de Sudamérica, que llevan más de treinta años en Europa, veinte en España, me dicen, nunca se habían sentido tan discriminados por ser extranjeros como ahora… Hay un rechazo colectivo sutil pero que “se masca”, está en la atmósfera… Pero pero pero… cuando compartimos el mismo nivel sociocultural… “¡pero si son como nosotros…!”. Quiero decir, todos sabemos, que Obama no ha dejado ocho hermanitos en el Bronx… pero mucha gente, blancos y negros (o de color, como prefieren) lo viven como una victoria moral que les fortalece históricamente. Quiero decir, cuando nos acostumbremos a ver a un peruano, por ejemplo, en un gabinete de gobierno… algo habrá avanzado en este país, aunque los ricos sean ricos y lo pobres, pobres. Aunque el norte sea norte y el sur sea sur.

Venga, chicos, ¿CÓMO LO VÉIS? No tenéis que estar de acuerdo conmigo…
Ahora… no me vayáis a dejar fuera del partido por no saber lo que es un fuera de juego :D ¿Exlcusiones alter burguesas eh? :D
(Sólo hay hombres en este scroll… o nuestro anónimo ¿será una anónima?).

Una gozada estos espacios… de verdad, gracias.

Alice Calzaslargas.