19 marzo 2008

Las viudas de Benarés

Aunque la práctica del sati ha sido abolida y se ha convertido en algo completamente inusual en India, las viudas continúan siendo cruelmente estigmatizadas.
Mientras que para los hombres viudos es sencillo volverse a casar, las mujeres lo tienen prácticamente imposible, especialmente si tienen hijos (algo habitual); mientras que un hombre mantiene las propiedades tras la muerte de su esposa, una viuda es obligada a volver a casa de sus padres y perder todos los derechos. La discriminación es cultural, social, económica y emocional.

Foto- Manpreet Romana-AFP-GettyEl rechazo social las obliga a identificarse de por vida con saris completamente blancos, y en el momento de enviudar les rapan el pelo y le cambian la señal que marcaba su frente. Su sola presencia es considerada un mal augurio y se cree que sólo su sombra es capaz de provocar los más terribles designios si pasa sobre una mujer casada.
Para los más fundamentalistas de la tradición y la religión hindú, el valor de la mujer lo aporta su papel de madre, esposa o hija. No es un valor intrínseco sino asociado.

Por eso las viudas han aprendido a vivir entre sombras, invisibles. La directora Deepa Metha recreó esta situación en la maravillosa película Agua, y la oposición que encontraron en Varanasi por parte de los fundamentalistas hindúes (Hindutva) les obligó a marcharse con todo el equipo.

Y es que se calcula que sólo en Varanasi (Benarés) hay 100.000 viudas esperando la muerte. Morir en Varanasi significa ganar el paraíso y librarse automáticamente del ciclo de vida, muerte y reencarnación.
Cien mil, de las aproximadamente 33 millones en toda India.
Ellas malviven aquí, en la “ciudad de la Luz”, mendigando en las calles, ofreciéndose al Ganges cada día y residiendo en centros especiales para viudas donde aprenden a tejer o bordar y se les orienta para obtener cierta independencia económica, se les da de comer y donde, juntas, intentan curar sus heridas.
Son un borrón enorme en la conciencia de un país que lleva décadas luchando por eliminar estas expresiones culturales que vulneran claramente los derechos humanos.


Foto -GettyRecomendado:
- Reportaje fotográfico en WashingtonPost
- Reportaje fotográfico en TheGuardian
- Una vez enviudada, dos veces despreciada (en Indiga.org)
- Estudio sobre la situación de las viudas en Vrindavan y Varanasi (en inglés)
- Recursos y artículos sobre “La mujer en India” (en inglés)


Fotos: Manpreet Romana/AFP/Getty


Abrazos desde Varanasi (Benarés)

.

8 comentarios:

Alice dijo...

Pareciera que el Sati es el camino fácil...

Bellísimas las películas de Deepa Metha.

Que estés bien, David.

Cristina dijo...

No conocía esta triste realidad hasta que vi "Agua". Qué hermosa película, como todas las de esta directora. A ver si el año que viene puedo visitar Varanasi. Un saludo

Carles Sampietro Lara dijo...

Por mostrarnos la realidad oculta y transmitir la igualdad y la defensa de los derechos humanos, te doy el Premio Dardo 2008. En mi bloc algo más sobre el premio.

Ciao.

Alice dijo...

“Mujer, traías una canción
nueva
en los labios.
Pero no te dimos
la palabra
aunque eres
la voz
de la mitad
de la tierra.

Mujer,
tus manos tendidas
y tu regazo
son espacios inmensos
de amparo
y de consuelo.
Pero no hemos comprendido
la fuerza de tu abrazo
ni el grito
de tu silencio,
y andamos
sin brújula
ni alivio.

Mujer,
sin otro dueño
de cada uno
que sí mismo,
irás
desde ahora
igual y libre
compañera
de un mismo sueño
ya para siempre
compartido.”

-Federico Mayor Zaragoza.
“Alzaré mi voz”.

oscgim dijo...

Hola a todos,

No estoy seguro de estar contactando con vosotros de la mejor de las maneras.

He considerado que merecía la pena contactaros y mandaros algo de información que, en Enero, empecé a recibir de Jens Galschiot (Art In Defense of Humanism, AIDOH). En mi opinión, es un artista humanista que ha actuado contundentemente, y con bastante éxito, en numerosas acciones de choque-sensibilización

Ahora, Jens Galschiot está moviendo una campaña a nivel mundial. Además, desde hace ya meses, traduce la mayoría de sus comunicados al español.

Nos propone vestir algo de color naranja durante los Juegos Olímpicos del 2008 de China; así, “enviaremos la señal de que hay una lamentable situación de los derechos humanos en China”.

Esta campaña ya ha realizado sus primeras acciones de sensibilización con bastaste éxito.

He considerado importante al menos darla a conocer.

www.thecolororange.net

http://responsablesdehacerfeliz.blogspot.com/2008/01/una-accin-interesante.html

Agradecido,

oscgim

Alice dijo...

Hola oscgim,

Personalmente te agradezco mucho la información sobre Jens. Hace años tengo el recuerdo de sus campañas pero le había perdido la pista. Qué bárbaro… Danés tenía que ser… (me los conozco bien desde niña).
La verdad es que me parece InCreíble que la policía griega prohibiera la ropa naranja durante el relevo de la Antorcha Olímpica… y eran ¡10! activistas (daneses). ¡10! (1,2,3,4,5,6,7,8,9 y 10!). Qué Fuerte -que dice la gente pija y los alter burgueses cuando flipan.

Viéndolo desde La Otra Vertiente nos podemos hacer una idea del poder que ostenta este tipo de acciones. Tácticas y estrategias: en el sitio adecuado, en el lugar adecuado, en el momento adecuado. Qué están haciendo los tibetanos desde su diáspora (repartidos los monjes por occidente): están dando un golpe mediático! Llevan más de cincuenta años esperando al Kairós de los griegos (Bienvenido Sr.K… (noOo- richard gere es otra cosa :) y usando una metáfora: el-dalai en este momento tiene al gobierno chino cogido por sus partes más nobles. Y acaban de empezar… queda mucha olimpiada por delante… Compasión y Con-Pasión (nada des-apegada) van a apretar… oh-sí (cuando Toca: Toca. Bienvenido Sr.K).

Voy a utilizar tu Sobre-Sí-to para enviar a mis amig@s [ ;) – guiño indirecto a terceros], ya estoy a-punta-da: Naranja! [fan[ta] de naranja, barco de velas naranja, globo naranja, orange panther (antes: pink)… :) Le echaré imagine-acción… d-arte/d-arme/dharma: Free Tibet].

Se habla mucho de la crisis del arte y de la prostitución de su mercado. Me alegra enormemente encontrar a otr@s con quien con-sentir que en el s.XXI Arte & Compromiso Social están destinados a con-verter-se en uno de esos extraños matrimonios indisolubles. Tal vez sea la clave del
Re-Nacimiento; o eso defendemos algunos: echarle arte al compromiso social y hacer del compromiso social un arte de la vida humana
(mejor: una arte-san[í]a).

Gracias,

Alice.

Lady Read Morgan dijo...

Hola Alberto, buenísimos post los tuyos sobre esta terrible vulneración de los derechos humanos.
Lamentablemente las mujeres en todas las culturas somos las garantes de la identidad cultural, lo cual se suele traducir en peliculas de terror varias.

Un saludo.

LRM

[La Otra Agenda] dijo...

Colegas blogueras de LRM... un placer veros por aquí. Os sigo desde hace tiempo. Así que gracias también a Alberto por traeros hasta este rincón.

Y brindemos por las muchas mujeres indias que luchan diariamente contra desigualdades e injusticias como estas.

Saludos,
David