12 febrero 2008

El elefante encadenado

Por Jorge Bucay

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas clavada a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir. El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?

Foto: GafferBeeCuando tenía 5 ó 6 años yo todavía creía en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia:

-Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?

No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.


Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:

- El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño.

Foto: KazzeCerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía... Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree -pobre- que NO PUEDE. Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás... jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez...


Fotos por GafferBee y Kazze.
.

26 comentarios:

JL dijo...

Recuerdo haber escuchado este cuento hace ya mucho tiempo, en el colegio posiblemente, bastante antes de que Jorge Bucay lo publicara junto a sus demás historias de autoayuda.

Es bastante cotidiano, no nos engañemos, lo que nos rodea -sociedad, medios de comunicación...- se convierte en esa estaca y poco hacemos por librarnos de ella. Afortunadamente uno encuentra [La otra agenda] y se remueven conciencias, ideas, pensamientos... Hasta nos podemos dar cuenta de que no estamos atados ;)

yusef dijo...

Vaya, con Bucay es que no puedo...

[La Otra Agenda] dijo...

:) A mí tampoco me gusta especialmente. Pero el cuento sí. Tiene mucho mensaje, como dice JL.

Y es una buena metáfora sobre el activismo, el empoderamiento, la libertad...
Tiene miga :)

chus dijo...

y lo peor de todo no es eso, es que si le diese por escapar, no tendría a donde ir ni qué comer, porque no sabría hacer eso, estaría perdido. Posiblemente se quedaría ahí atado incluso siendo consciente de su estado . Es uno más (aunque no quiera serlo) de los elefantes del circo. Sólo uno más.

JJ dijo...

Todos somos elefantes encadenados a algo. Pero sobre todo me parece una metáfora de la capacidad (no ejercida) de las personas para cambiar las cosas.

Jluis dijo...

Hola David.

Me pasa lo mismo que a vosotros.
Sin haber leído mucho de Bucay, encontré hace unos años este cuento y desde el principio me pareció que es mucho lo que refleja sobre los límites que nos ponemos.
En varias ocasiones lo he usado para explicar que vale la pena replantearnos el "no puedo".

Un abrzo.

chus dijo...

Yusef, no puedes ¿por militancia simple o por gustos literarios? ¿No te gusta hasta el punto de no poder comentar un relato?

Martín Bolívar dijo...

Un post excelente, sin pretensiones de ser exagerado. Todo porque esa misma pregunta, exactamente, me la hice de pequeño. Pero lo más importante es la metáfora, destripada con maestría, sobre la sumisión. Una entrada estupenda.

Alice dijo...

La metáfora es muy buena para reflexionar, David, y estoy de acuerdo con vuestras opiniones. La mentira de que nuestras acciones no tienen la capacidad de cambiar las circunstancias.
(Bucay… coge cuentos tradicionales de otras culturas y los azucara (lo hace todo el tiempo; con los sufíes y zen sobre todo); soy fóbica al merengue).

Una pareja de amigos brasileiros me contaron una fábula muy sencilla:
"Se desató un incendio en la selva y los animales estaban confusos, no sabían qué hacer, huían, se lamentaban. Entonces, el colibrí* cogió una gota de agua y sobrevoló el fuego arrojándola. Los demás animales se empezaron a reir de él... iluso.... Él no se molestó- les contestó:
"-¡ah! ¡Yo hice mi parte!".

* Colibrí en portugués es “beija-flor” (bella-flor).

[La Otra Agenda] dijo...

:) Precioso cuento, Alice

picapiedra dijo...

Dicen que si introduces una rana en una cazuela de agua hirviendo, ésta dará un salto y probablente salvará la vida. Sin embargo, si introduces una rana en agua templada y la pones a fuego lento, calentando poco a poco, la rana morirá sin saber que ha ocurrido.
Es un poco más bestia, pero el mensaje tambien se las trae ;-)

Alice dijo...

Pues sí, picapiedra… pelín más bestia…
¿Picapiedra es por “Patxi y Vilma” o por lo de “Arriba l’harria”!? (eso son deportes…) ;D Es broooma.
Uno para ti: harri bizi. ;-)

picapiedra dijo...

ja ja ja... Mila esker, alice. Ya que preguntas, te cuento la historia de mi mote:
en mis años de locura y desenfreno regenté un pub que ya funcionaba con el nombre de The Flinstones. Al abrir mi blog, y tras un periodo de indefinición, uní ese recuerdo con mi primitivismo en el manejo de herramientas 2.0. Añadí al blog la coletilla "digital" cuando empecé a desenvolverme un poco mejor. El día que me vea más suelto, y con la originalidad que me caracteriza, extenderé el nombre con los dígitos 2.0 ja ja ja
Bi musu :-)

Alice dijo...

Picapiedra! Has superado con éxito el test de Alice de euskaldun-susceptibilidad… :D jajaja
¿Ah, sí? Con que el pub “The Flinstones”… ¿eh? Pues ya le voy a preguntar a mis amigos euskaldunes si te conocen de sus años de locura y des-en-freno… (no me extrañaría nada… me están pasando unas cosas más raras en la red…). Si te consuela yo me confieso abiertamente una cateta de la informática; lo único que sé hacer es hiper-vincular (bonito neologismo).
Muxu bat!
Alice :-)

PD/ A continuación vengo con un post largooooo (va a quedar como la factura del mes de carrefour), aviso, como las lentejas… no lo tienes que leer… Tengo permiso de David para oKupar… aaah… mientras no me lo quite...

Alice dijo...

CON PERMISO: (UN PARÉNTESIS… un poco largoooooooooooo… aviso por 2ª vez… ;-)

“El Conejo Blanco se caló las gafas y preguntó:-¿Por dónde quiere su majestad que comience?
-Comienza por el comienzo- le dijo el Rey, con toda gravedad-; continúa con la continuación y finaliza en el final. Y luego párate.”
-Lewis Carroll.

La verdad es que ando un poco estresada en la blogosfera… se parece al “SPEAKING CORNER”. “–Po favó, ¿la asamblea del anillo solidario… dónde queda? ¿Alguien me puede indicar? ¿El foro social…?” Mira, ando todo el tiempo de aquí para allá… Además, unas prisas… Pero la comunicación Aquí ¿NO ES ASÍNCRONA? El avión no va a despegar sin nosotros ¿eh? Los posts se archivan rapidísimo, ¿demasiado rápido?… Y los temas no pueden ser más importantes ni más interesantes, yo me froto las manos ¡bien! tenemos conversación… pues como el chiste: “-¡¡Ya tá!! -¿¿CÓMO QUE YA TÁ??” :-S
Bueno, pues yo, si no os importa, voy a ir a más despacio, “on my way”, a mi bola… pero es que la bola que sigo es la bola de tod@s... Un día le voy a escribir una Carta al Director explicándole la importancia de las conversaciones. Pero no porque lo diga yo, que me he “empollao” las ciencias sociales, que me meto unos tochos de bibliografía entre pecho y espalda que ya me vale ¡por amor al arte! – no te lo pierdas- para el otro arsenal. En una frase muy resumida: Las conversaciones son ¡ACTOS! y tienen! capacidad de modificar la realidad. Estoy maravillada! con los contenidos, pero me parece que falta asamblea, que se queda un poco en “interruptus”; pelín precoz: “-¿¿Cómo que ya tá??”

Que Konste otra vez que David me ha dado licencia explícita como oKupa. Me ha dicho que me aloja, todo sea que un día se arrepienta y me des-aloja. Entonces me voy, palabrA. Gracias, gentleman -que dios te lo pague con una buena mujer- que decía mi abuela.

Ha habido un tema desde mi punto de vista importantísimo sobre el que quiero llamar la atención. Técnicamente podemos tener conversaciones paralelas en varios posts ¿verdad? Bueno, pues yo esta semana voy a estar por el post de Amnistía Internacional: “El poder de tu voz” ¿censurado? (todo hoy, no! que tengo una vida en la superficie…). Y quien quiera que se venga también para allá. He pensado también que para que mi intervención no parezca la factura de tres meses del carrefour: la voy a seccionar. Comienzo por el comienzo, continúo con la continuación y finalizo en el final. Y después me paro. ;-) Y ahora un momento calimero: a mí nadie me contesta… snif… :( nadie me devuelve la palabra… snif :’(
Me parece que todavía no os fiáis de mí. He pensado que me voy a inventar (bueno, ya estoy en ello; no os voy a engañar) amiguitos imaginarios virtuales para que hablen conmigo… como hacía de niña. ¿La imaginación al poder? (¿alguien se anima conmigo, po favó? Sola ya hablo, de verdad).
Alice.

PD/ ¿En qué idioma queréis que os hable, tenéis alguna preferencia?: ¿En “aca-endémico”? ¿en clown? ¿en guarrona? ¿en colega de tó la vida? ¿un re-mix? Mira, que me habéis pillao facilona y yo me adapto. Aprovecharos. (Y hasta aquí la factura del 1er mes del carrefour :-)

mie dijo...

El cuento es buenísimo, a mí me lo contó una amiga también antes de que ese hereje lo "recopilara".
Alice, con lo tuyo me he quedado "to" picueto pero tienes más razón que un santo... santa, no hay discurso sobre el discurso, ni discurso sobre el discurso del discurso. En cuanto al idioma siempre me ha gustado lo del romano paladín.

[La Otra Agenda] dijo...

:) Mira Alice qué marcha... Que nos va a montar una fiesta en los comentarios del blog.
A favor.
Yo me apunto, pero sin disfraz de anfitrión, que es aburrido y lleva trabajo.

a_buried_soul dijo...

Creo que a veces el problema existe cuando esas cadenas nos las ponemos nosotros mismos...

Tu cuento alice me recuerda a este fragmento que leí un día: "Si piensas que tu gota es insignificante para el océano, piensa que ese océano sería menos sin tu gota"

entrenomadas dijo...

No es Bucay de mis preferidos pero el cuento es bellísimo, con un mensaje.

Un beso

Alice dijo...

Bueno, qué alegría… no hay nada como llorar un poco…

Mie! Tú tenías que ser el que me devolvieras la palabrA! Otro que le gustan los cuentos. Bueno ya somos más (contando con Picapiedra y buried soul!; precioso lo de la gota
Y sí! Las cadenas nos las dejamos y nos las podemos quitar). Y David, qué bien (eso, sin disfraz!). Tranquilos, lo de los idiomas es golpe de efecto; yo sola me ato en corto.

Pero Mie, lo de santa no me pega mucho… en realidad soy un híbrido, una mezcla de Alice y mi heroína infantil favorita…. ¿….? Una pista… tengo dos padres: uno es Lewis Carroll y el otro es un pirata…
Vale, sí, vamos a hablar en serio del discurso sobre el discurso (en el fondo soy una tipa tela de seria). Lo único que despacito; yo no puedo estar aquí todos los días…
Y además de ocupar blogs serios como éste (donde ya voy poniendo la nota freaky) me traigo mis trapicheos en los arrabales de la blogosfera donde doy rienda suelta a mi salvaje y de camino voy buscando malditos (que nos van a hacer falta…). Me parece que se me ha ido la mano… tengo a un pistolero en apuros. Toca enmendar…
Pero vuelvo, ¿eh? Hasta luego.
Alice.

Alice dijo...

Por cierto, Mie, el romano paladín ¿es algo así como claro y sin pelos en la lengua, al pan, pan y al vino, vino? Dime para ubicarme, po favó. Si es así, es mi favorito!
:-)
Alice.

mie dijo...

Bueno, Alice, lo de santa tampoco le pega a Alaska y ella quería serlo. Por cierto, ya que hablamos de padrinos y madrinas yo me considero un poco ahijado de Alaska, de la Bruja Avería y resultado inacabado o, casi mejor, "interruptus" de La Bola de Cristal y de los Fraggle Rock. (Siempre he tenido la sensación de que a los de mi generación nos dejaron a medio cocinar).
Respecto a la "adivinanza"... fácil, ¿no? Dime que tienes un mono que se llama Señor Nilson y que tu padre es, ni más ni menos, que el capitán Lanstrum. Y casi mejor tener un padre pirata (algo admirable, por otra parte), que uno acusado de pederastia, pobre Lewis Carroll, seguro que todo es fruto de la envidia.
Con lo del romano paladín lo has clavado.
El cuento buenísimo David, ya lo he dicho, ¿no? ;) Que fuerte, me siento profanando [LA OTRA AGENDA] Sabrás perdonarnos :D

Alice dijo...

Mie, profanador de agenda! ;-) Es lo que tiene el laicismo… Fíjate! con los símbolos con los que fuimos construidos… Nos creemos que son chorradas; síiii, síii… pero mediáticamente tienen ¡una fuerza!… Pregúntaselo a los publicistas [ssshh, la resistencia no es tonta…]. Hubieron ritos de paso duros, qué duda cabe; hay coetáneos que todavía no han superado la muerte de chanquete. No sé si vamos o venimos… Pues yo ahora voy contracorriente hacia “El poder de tu voz ¿censurado?” con otra factura del carrefour… Anda, veniros, aunque sea en nombre de la bola de cristal y de los flinstones… :D
David, ¿lograremos jugar al “como si”… o se quedará en interruptus? ;-)
Alice Calzaslargas

Alice dijo...

Una de murciélagos del tío Eduardo:
“En tiempos oscuros, tengamos el talento suficiente para aprender a volar en la noche, como murciélagos; seamos lo suficientemente sanos como para vomitar las mentiras que nos obligan a tragar cada día; seamos lo suficientemente valientes como para tener el coraje de estar solos y lo suficientemente valientes como para arriesgarnos a estar JUNTOS...
Seamos lo suficientemente maduros como para saber que podemos ser compatriotas y contemporáneos de todos los que tienen una voluntad de belleza y una voluntad de justicia, sin importar dónde nacieron ni dónde se encuentran, porque no creemos en las fronteras de los mapas ni del tiempo, seamos lo suficientemente tercos como para seguir creyendo, contra toda evidencia, que la condición humana vale la pena....
Seamos lo suficientemente locos como para ser llamados locos... Seamos lo suficientemente inteligentes como para ser desobedientes cuando recibimos órdenes contradictorias a nuestra conciencia o contra el sentido común.”
-Eduardo Galeano.
"La palabra aún puede rescatar a todos." Nueva York, 22 de mayo 2006. Eduardo Galeano y Arundhati Roy.

Anónimo dijo...

Ahora que sigo investigando,mis cadenas,su origen,mi desenganche emocional,me dí cuenta ayer la cantidad de elefantea que tenía por toda mi casa.
Traidos por mí de India,hace 16 años.Figuritas decorativas,telas,colcha,telas para enmarcar etc.
Cambié mi de coración de la casa resaltando todos esos objeto,que anteriormente estaban dispersos,sin significado,en objeto de estímulo y meditación
Dípor casualidad hace ya dos veranos,en la barriada de Los pescadores de La Antilla,en la antigua escuela ,que a mí me traía recuerdos y rememoraciones de toda mi vida,y que ahora no las voy a contar ,porque sería muy largo y me desviaría del tema .,que la habían transformado en una biblioteca pública abierta en Agosto.A pie del mar,
Cosas todas mágicas e increibles en este país.Encontré "Cabaret místico
"del Señor Jodorosyy.Voilá, la iluminación.
Me envolvió.
LLegué a Sevilla,compré el libro,lo leí y lo quetereleí.
Compré todos sus libros,
Dos años estudiando a Jodorosky,o estudiandome,comprendiéndome,aceptándome...
En sus páginas hay un capítulo dedicado a cómo se domestica a un elefante,que es una metáfora de como nos domestican nos hacen adictos,nos encadenan,nos enganchan,nos intoxican...Nos van metiendo en el "HOYO"-
Llevo un año trabajándolo ,trabajándome voy camino de la liberación-
Es otro enfoque al de Bucay ,o quizás el mismo.
Encantada de conoceros y me ha encantado encontrar vuestra página,también por casualidad-
Investigando sobre los elefantes.
Y como diría mi querido Jodor:"Todo tiene que ver con Todo"
Saludos a quien me quiera leer
Besos a todos.

Anónimo dijo...

SOY UNA ELEFANTITA ENCADENADA---