10 enero 2007

Hiyab. Sobre el velo islámico

Hoy he descubierto este corto, dirigido por Xavi Sala, que estuvo nominado a los Goya 2005.
Me parece sencillamente genial. Una buenísima idea, un material muy útil para trabajar la tolerancia y el respeto intercultural y una invitación elocuente a la reflexión.
No os lo perdáis:

(9 min.)


Descargar (DivX - 25 Mb)

Gracias m!ë
.

2 comentarios:

Alice dijo...

Agradecida por la cálida invitación de David a participar, le cojo el guante y salto. Aviso que vengo en-red-ando y de “okupa” (una página en el procesador de textos
:-S … Antes fueron berenjenas… ahora… como si fueran “lentejas…”(qué culinario) y “quien avisa…”). Bueno, pues éste es el post que tenía intención de comentar, poner en relación algunas ideas a compartir con vos-otros. También me pareció genial el corto (no lo conocía; un regalo). Creo que me ha llamado la atr-acción que siendo uno de los posts más leídos de La Otra Agenda no ha tenido entradas en un año y ésto es precisamente lo que más me dio que pensar... ¿Podría significar que en el fondo nos cuesta ponernos en el lugar del otro? (claro, es sólo una posible interpretación… podéis sacarme de dudas). Del tío Federico: "El siglo XXI puede ser, por fin, el siglo de la gente. De nos-otros. De todos". - Mayor Zaragoza.

Tolerar, respetar al otro como ¡OTRO!… no como una prolongación de lo que somos… Parece que hay una particularidad nada singular sino compartida y universal (en lo humano y terrestre, claro… ((porque: -“Toc-toc! ¿hay alguien ahí fuera?… Pues, de momento… no contestan…”)). Los antropólogos lo llaman etnocentrismo cultural: las gafas con las que miramos, cada grupo cultural sujeto a un imaginario (normas, valores, ideales…), la subjetividad construida socialmente, los discursos que atraviesan los cuerpos… y cómo ese imaginario (el propio) se considera superior al del/los otro/s. Funcionalmente estaría al servicio de la necesidad de diferenciación de todos los grupos para que no se desintegren las identidades (lo que llevaría a la pérdida de diversidad cultural).

Cuando nosotros somos los otros para ellos. “Para ir al encuentro del otro, hay que tener los brazos abiertos y la cabeza alta. Si a cada paso que da una persona siente que está traicionando a los suyos, que está renegando de sí misma, el acercamiento al otro estará viciado”. -Amin Maalouf, de su ensayo autobiográfico “Identidades asesinas”. Uno de los capítulos lo titula “Cuando la modernidad viene del mundo del otro”. Maalouf nos regala un discurso integrador fruto de su bien resuelta especificidad, la experiencia de alguien que consiguió cruzar el puente, uniendo las dos orillas.
¿Nos-otros en qué orilla estamos? ¿”puenteamos”? La reflexión quiero llevarla al campo del ¿laicismo o mal-entendimiento del mismo?: cuando “nuestra manera” se convierte en un autoritarismo (¿involuntario?) para con los otros y una amenaza de desintegración a su identidad. ¿Acaso con “forceps” no conseguimos fortalecer y potenciar una respuesta legítima de resistencia, regresiva incluso, arcaizante? Es pura dinámica… Buscando alguna analogía que nos facilite el puente: ¿deberían prohibirse en los centros educativos llevar puestas las medallas de oro de tal o cual virgen… que les regalan las abuelas de aquí a sus nietas…? O rebobinemos: cuando los inmigrantes los poníamos desde aquí, en Suiza y Alemania… si estos estados se hubieran arrogado el derecho a prohibir lo mismo. ((“-¿Pero quién es usted para decirme lo que yo me tengo que poner? Como si quiero ir vestida de Doña Rogelia… “. “-ah, que de Doña Rogelia si puedo ir vestida… pues cada vez entiendo menos…”)).
Es un tema de límites, claro… y como tal, DELICADO; no hay manual, ni certezas. Pero de cara a establecer políticas de (¿des?)integración, no es acaso necesario plantearnos como re-flexión cuánto le exigimos al otro que se re-corte… qué le amputamos… qué simboliza el velo, ¿es realmente intolerable? ¿impide la co-existencia? ¿contra qué atenta? Atentos y a tientas: ¿qué cercena más…? (no me estoy refiriendo a la ablación de clítoris, ¡ojo! que de discursos únicos ya andamos “sobraos”…) ¿dónde empiezan los derechos individuales? (sí, los del hombre moderno… los de (¿toda?) la ciudadanía).

Podría seguir (no sabéis cuánto….) pero mejor voy terminando, porque siguiendo el hilo culinario, de “lentejas” puedo pasar a ¡vaya “castaña”…! Disculpad la extensión… soy de las que me siento en el rincón a escuchar y a pensar, pero cuando me pongo… ¡me en-zeus-iasmo! (David, más que huequito en la madriguera parece una galería… estaba vacío… ;-) Gracias por el espacio, caballero).
Personalmente me construí(eron) en el más estricto laicismo (estrenábamos democracia y se podía elegir… o eso se creía y festejaba entonces, ¿ingenuos…?) pero os diré que me entiendo estupendamente con creyentes de diferentes cultos (no sólo de la teología de la liberación… que por supuesto), más que con muchísimos laicos… en los deseos, en lo que queremos… (que no estamos locos… ¿o va a ser que sí?... pues bendita locura).
Si nos-¿otros? (la gente que andamos en búsqueda de una mirada crítica, queriendo vislumbrar lo que hay al otro lado del espejo, atentos, a tientas) no somos capaces de cierta autocrítica en cómo nos posicionamos hacia lo difer-ente… ¿apagamos y nos vamos? ¿o nos quedamos y con-versamos? ¿Es posible o no es posible lo del ¡OTRO! es ¡OTRO! (mundo)? ¿Re-flexionamos juntos?
Un placer, de verdad, y ya me callo.
Alice.
“Para ir a donde no se sabe hay que ir por donde no se sabe”. -San Juan de la Cruz.
“Más allá del bien y del mal existe un campo en el que te encontraré”. –Yalal ad-Din Muhammad Rumi.
“Si yo no soy para mí, ¿quién será para mí? Si sólo soy para mí, ¿quién soy yo? Y si no ahora, ¿cuándo?”. –Rabí Hillel.
“Quien esconde a su loco muere sin voz”. –Henri Michaux.

[La Otra Agenda] dijo...

Alice, también a mí me extrañaba que un video tan sugerente no tuviera opiniones... hasta que llegaste tú ;) para batir el record de extensión en un comentario. En este momento te entrego la medalla al mérito ;-)
De hecho te animo a que montes un blog, porque cuentas muchas cosas y muy interesantes.

Hay mucha tela que cortar en tus palabras y mi respuesta se quedará corta seguro. Sólo te digo que lo tuve que leer dos veces para apreciarlo como merecía.

De todas tus reflexiones me quedaría con una que, quizás (me arriesgo), resume prácticamente todo tu discurso: el etnocentrismo cultural. Fuente de conflictos, de incomprensiones y de falta de empatía. Ese era también mi punto de vista cuando lo vi y cuando decidí subirlo aquí. Muy buena la habilidad del director (Xavi Sala) para ofrecer una reflexión tan intensa y tan oportuna en un video tan corto.

Y agradecido yo, por tu tiempo, tus reflexiones y por compartir todo ello con nosotros/as.
Un abrazo,
David