18 septiembre 2008

Si nadie dice nada es como si no existiera

Como ya ocurriera con “El poder de tu voz”, el gobierno de España ha denegado a Amnistía Internacional la difusión gratuita en televisión de su nuevo spot contra la tortura y la violación de derechos humanos.
Al parecer, el Ministerio de Industria considera que los spots de AI, entidad declarada de utilidad pública en España, no tienen carácter benéfico ni de servicio público.
¿No son de interés social los derechos humanos?



Es significativo que la campaña se titule “Si nadie dice nada es como si no existiera”.
Visto lo visto, si no nos hacemos eco… seguirá sin existir.

Más información:
- Comunicado de Amnistía Internacional
.

15 comentarios:

albert dijo...

La verdad, no lo entiendo... ¿Qué motivos puede haber para esa decisión?

migramundo dijo...

Efectivamente, si no lo llego a ver ni me entero. Para mí no existiría. Saludos.

José Luis dijo...

Pues intentaremos decir algo y así hacemos que exista.

El truco del manco dijo...

La historia que no se cuenta no cuenta ¿verdad?

Historias de superación personal como la del Truco del Manco, película que estrenamos en el festival de Donostia este domingo 21 son un ejemplo de que la sociedad mira de frente los problemas, y se enfrenta a la realidad haciendo posible lo que puede parecer imposible.

El Truco del Manco está protagonizada por el Langui, que tanto en la vida real como en su personaje son grandes ejemplos de superación.

Hagamos de su grito de guerra el nuestro
¡No me digas que no se puede hacer!

alvaro dijo...

...eso tiene una definicion...
HIPOCRESIA... pero no solo del Gobierno de España... de todos los politicos... ellos existen... otro sub-sisten, re-sisten...
paz y calma

ciudadanoe dijo...

hola! cuánto tiempo...hemos coincidido en post ;-) ...yo desde mi blog retomo la idea para amnistia: ya q les censuran sistemáticamente, por q no un spot sobre la violación de los dd.hh. en españa?!

Alice dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alice dijo...

(La entrada anterior la heeliminado yo por un error: cateta de los unos y los ceros y heavy user: ¿se puede ser más freaky? :p). ´Vuelvo a enviarla:
David, volviste de lo más “alicio”, poniéndonos el mundo al revés… No me tientes, David, no me tientes… [bien-venido, como ya te han dicho tant@s compañer@s].

Bueno, a ver si de esta periodistas y cuentistas con-sentimos en la necesidad de la
meta-fo[r]ra. [Esto ya lo pillaron los neocon; donde se ponga un buen cuento con juerga… Consiguen votos de la población negra a través del evangelismo]. Algunos sostenemos que los mismos códigos que se usan para atontar a la gente (porque la gente no es tonta: a la gente se l’atonta, que es muy!! diferente… O preguntádselo a los publicistas...) puede servir para espabilarla: “Toc! Toc! Bella Durmienteeeee!”
Qué te dije hace ¿más de seis meses?: “los háckers estarán con nosotros, no te quepa duda” [eeeEEEHHHhhhh!!, los del Arcaaaaa!!!] y, por supuesto: los creadores.
Pues como no venían los bárbaros salimos a buscarlos… Vaya peña, colega, me estoy encontrando por ahí… y por alguna extraña razón que aún no atisbo a entender: hay gente que se fía de mí (y yo en viceversa) [que Niezstche nos pille confesaos, mie-guelito :p].

Alice crecía y decrecía en el país de las maravillas (desde luego sigo maravillada de tantas y tantos dis-id-entes maravillosos…), por eso, y para crecer por otros sitios toca decrecer… pero este post de Derechos Humanos y de AI no me lo iba a saltar.

De la conversación estáis manteniendo al respecto: creo entender algunas cosas, o al menos me afano, como tant@s (cada una con su pedrada…) y tantas no entiendo; sostengo las dudas.

La guerra en occidente es mediática, en la otra cara del mundo: los muertos, heridos, mutilados, expoliados… son reales. O sea, lo nuestro es un privilegio. Y cuán cierto: si no se dice nada es como si no existiera. Por eso, el golpe, o será mediático o no será.

Si la globalización es un totalitarismo económico nómade que ha dado un golpe de estado a nuestros gobiernos (atados de pies), nuestros gobiernos están, además, atados de manos por un feudalismo sedentario intra-estatal; guays -que dicen los jóvenes.

AI ha demostrado -desde mi subjetivo punto de vista- como entidad en hechos, en discurso y en compromiso a lo largo de su trayectoria, ser una verdadera voz de oposición y, en el mundo que vivimos, así se la trata. Fue un místico y un visionario, William Blake, dijo: “oposición es amistad verdadera”. Así que, perdida la ingenuidad, repito para este post lo dicho ya en mi primera intervención en “El poder de tu voz…”:
¡derecho de pernada de la socialdemocracia europea!

Seguid tod@s bien, por favor, cuidaros; la estrategia, parafraseando a Benedetti, sea: “que por fin un día nos necesiten”. “¡No me digas que no se puede hacer!” :)

Mi(e) amigo cómplice, a veces se pierde el norte y … se gana el sur ;)

Por aquí seguimos en-red-(d)ando lo que se pueda,

Alice Calzaslargas.

miguelmie dijo...

¿Cuánto hay que pagar para que lo pongan en Castilla La Mancha Televisión? ¡Copón! Yo lo pago.

¿Desde cuando los derechos humanos han sido de interés publítico? Várgame, tenéis cosas de bomberos. (Y yo me invento palabras). A mí que me paren el mundo que me bajo con Groucho.

Calzaslargas, eres la excepción que confirma (o conforma) la regla, ganando el sur sin perder el norte, rendida pero no vencida. Lo malo es lo de AI, vencida sin haberse rendido... hasta que "por fin un día la necesiten".

Alice dijo...

Miguelmie!! Qué bueno encontrarnos por aquí, compi!, como en los “viejos tiempos”…

¿Qué tú lo pagas?? (pero si todavía no “habéis” empezado el negocio… ;D).

¿Cómo os vais a bajar Groucho y tú? Ni hablar…

Maaaááásssssss madeeraaa…

Al hilo de los spots: he estado buscando a ver qué entradas había en la red del libro de un creativo: Frederic Beigbeder, quiso que lo echaran de su agencia de publicidad y, lo consiguió, eso sí, salió por la puerta grande, provocando, levantando ampollas con algún puñado de sus verdades y -en Francia- armando bastante revuelo. He podido encontrar un fragmento de su novela: “13’99 euros” (de Frederic Beigbeder)
en el blog de Siro. No os lo perdáis.
Sólo para abrir boca:
“Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que os vende mierda. Que os hace soñar con esas cosas que nunca tendréis”.

Y enredando un poco más, sobre el artículo de Vogue India, que ha publicado David: “Soberana pobreza”, para mí, lo verdaderamente grotesco, es que vivimos en una cultura donde los sistemas de valores ya no se apoyan en ser o tener, sino en tener o aparentar… como si la plenitud tuviera algo que ver con eso… Y para colmo nos hemos inventado la versión más cutre (para mi gusto) de vida eterna de toda la historia de la humanidad. Llámesele lifting, cirugía estética o pida un crédito para pagar a plazos la entrada voluntaria a lesionarse. Eso sí, se lo hará con anestesia un profesional que en su día pronunció el juramento hipocrático: “corte usted por aquí”. Guays- que dicen los jóvenes.

A cuadros me he quedado este verano con “los retoques” de la plebeya periodista… y lo más fuerte es que se ve bien, entra dentro de lo políticamente correcto… Mira, no sé yo si lo de la república es una buena idea eh… Yo miro para Francia y digo ¿no es mejor separar las las leidis di y las tonadilleras varias del ejecutivo? :D
¿Vosotros estáis seguros de que somos nos-otr@s los que estamos al revés o es el mundo el que está cabeza abajo?
Socooorrrooo, mie, ayúdame…


Alice Calzaslargas.

[La Otra Agenda] dijo...

Albert, como bien dice Guillermo en Caldo de Amnistía Internacional se trata más bien de una cuestión "diplomática". El Gobierno trata de no ensombrecer sus relaciones con gobiernos concretos.

El spot carga directamente contra gobiernos específicos por su violación de derechos humanos. Son ejemplos concretos de lo que sucede en muchos lugares. Ejemplos sobre los que se puede intervenir para cambiar el rumbo de una injusticia. Hagámsolo nosotros, que no somos diplomáticos.

miguelmie dijo...

Alice, que bueno el señor Beigbeder. Lo cachondo es que el tío se habrá forrado (más) con el panfleto ese de 13'99 euros. Eso sí, seguramente haya sido la única y última vez en su vida que haya ganado dinero siendo sincero.

Y al hilo de esto unos minutos musicales a cargo de Bunbury y Vegas dedicado a todos los publicistas, bueno, sólo a los que se quieran sentir aludidos:

"No conozco a nadie
que mienta como tú,
con tanta disciplina, precisión
y sinceridad.
Te ganaste tu lugar
con ingeniosa ingenuidad.
No entiendo como eres
capaz de sentirte peligrosa
siendo tan vulgar"

Puta desagradecida - El tiempo de las cerezas (Bunbury y Vegas)

Alice dijo...

mie,
que conste que no tengo nada contra los creativos de publicidad: en algo hay que ganarse la vida. Y la coherencia no la pueden poner simepre ni toda los mismos.

Mira, hay gente como Julio Medem (qué si él no lo cuenta, no voy a ser yo quien diga cuál es suyo): crea spots y con esa libertad económica le echa un par y rueda la pelota vasca. Viva la testosterona. (Claro, que le cayó la que le cayó por decir lo que no se quería oir. Es el precio de ser voz de oposición y alzarla lo suficiente como para que se oiga; no seamos ingenuos).

Mi hincapié es en: los códigos por los que le llega el mensaje al bicho y a la bicha humana son los que son y la publicidad nos muestra que no son precisamente a través de buenas razones.

Y AI lo está haciendo de miedo en este sentido. Además, los spots son redondos y de bajo presupuesto.
Baja presupuesto, alza ingenio.
Factor humano!!

Mi(e) amigo, nos damos tiempo; tú a lo tuyo y yo a lo mío.

Alvaro, me gusta cómo cierras: con paz y calma.

Sigo decreciendo por aquí en intervenciones pero os seguiré leyendo. A seguir bien.

Alice Calzaslargas.

miguelmie dijo...

Evidentemente Alice, lo importante no es cómo se vende sino qué se vende. Yo si fuera publicista preferiría vender lo que vende AI que bífidus activos. Pero está claro que no voy a ser yo quien se oponga a su derecho a ganarse la vida. Al fin y al caboo mi profesión también es un engaño a la sociedad; eso sí, si ganara como un publicista seguramente tendría más remordimientos. La letra de la canción venía al hilo de lo que me sugirió la autoinmolación del arrepentidísimo Beigdeber ;)

En fin, que otro aplauso para AI.

Alice dijo...

ay, mie-guelito! que m(i)e gusta que estés ahí, compi!

Verás, dudo mucho que los que hayan hecho los spots de AI vivan de ello. Sé de unos -no sé cómo les irá ahora- hace años decían: "¿a nosotros por qué nos vienen todas los ongs?". Y sé de otros que se tuvieron que ir a vivir a Londres.
El poder no está tanto en los creativos sino en las grandes agencias, claro que hay gente que a veces logra ir por libre y se bandea sin grandes lujos y, Beigdeber le echa mucho cuento también (recuerda: escribió una novela) pero rasca rasca donde pica; puede servir como reflexión de nuestro sistema de valores que me da miedo, mucho miedo.
De todas formas, hay códigos, eh, por ejemplo, una deducción: los creativos abdicaron de la campaña sobre drogas. No hay que ser Rappel, eh. Que cómo lo deduzco. Obviamente, por el derroche de creatividad: "Drogas NO".

Un día, mie-guelito, vamos a descorrer las cortinillas y vamos a mostrar un montóOOOÓMMMmmmm de secretillos. El backstage del sistema es de lo más para-jódico... Compi, cuánto trabajo! y hay gente incluso que estamos dispuestos a hacer un montooOOÓMMMMmmmm de cosas ¡de gratis! La blogosfera es un buen ejemplo...
No, mie, lo tuyo no es un engaño, lo tuyo es de causas perdidas, por pringao... Entre pringaos nos entendemos, a mucha honra, cada una entienda el honor a su manera.

Y sí, David, muy apropiado el entrecomillado de cuestión "diplomática" entre gobiernos.
La pregunta que cabría hacernos es si esos intereses "diplomáticos" que protege nuestros gobierno responden a los intereses de la ciudadanía en su conjunto o de grupos (id)Entitarios...

Y para AI: más aplausos. (Por cierto, si mal no recuerdo, muy interesantes las declaraciones de AI en la pelota vasca... Se nos olvidan... ¿será por aquello de los intereses "humanos"?).
Y enhorabuena por el post de Frida. Yo os animo a cruzar personalmente la línea que nos separa de los indigentes, sentarse a charlar, sin más: me han dado algunas de las grandes lecciones humanas (sin comillas).

Alice Calzaslargas.