07 mayo 2007

¿Quién quiere agua?

En el mundo, más de 1000 millones de personas que carecen de agua potable, la inmensa mayoría en “países del Sur”. Su ausencia acarrea graves problemas de salud y también la muerte, especialmente en niños y ancianos. Según el PNUMA, cada día, mueren unas 25mil personas por estas causas. Según la OMS, el 80% de las enfermedades en el mundo en desarrollo son consecuencia de la falta de agua o la mala calidad de esta, así como un saneamiento inadecuado. Y ya la propia ONU vaticinaba hace un año que las guerras del futuro estarán marcadas por el acceso estratégico al agua, algo que suena a película apocalíptica de ciencia ficción para muchos pero que tiene todo el sentido cuando se trata de una cuestión de supervivencia.

Ante este panorama, es bueno saber que hay mucho dinero y esfuerzo invertidos en la investigación para conseguir sistemas que ayuden a una mejor gestión del agua: su acceso, su depuración y limpieza, su potabilización...

La buena noticia es que una compañía israelí acaba de presentar un prototipo de un sistema que produciría agua potable y perfectamente apta para el consumo a partir de agua contaminada. Bastaría con recoger agua en una botella y ajustarle una especie de tapón que libera al agua de contaminantes químicos, orgánicos o biológicos.
En tan sólo un minuto.
Según sus creadores, cada artefacto permitirá purificar 1.000 litros antes de su reemplazo y su coste será bajo (ellos lo compararon “al precio de un desayuno en Starbucks”)

Los posibles usos son múltiples: comunidades con escasez de agua, situaciones de emergencia y también para usos del ejército o, simplemente, excursionistas.

¿Hacemos una apuesta? ¿Cuál de esos usos se implantará primero?


Fuente: Tendencias21

Información relacionada:
> Be water, my friend

.

4 comentarios:

josemanuel dijo...

Seguramente la empresa inventora del artefacto tendrá un ataque de decencia y dará prioridad, incluso vendiendo por debajo de coste, a las poblaciones con dificultades de acceso a agua potable. El consejo de administración de la empresa incluso rechazará contratos multimillonarios para suministrar tapones a los ejércitos más proclives a penetrar en territorios ajenos. :p

Africana dijo...

Yo no apostaría por ninguna!
Sería paradójico que las mismas personas que contribuyen al calentamiento global del planeta y que son directa o indirectamente responsables de la contaminación de las aguas de los países pobres, fueran quienes "potabilizaran" ese preciado recurso. ¿¡Estamos locos?!
Quieren empezar la casa por el tejado? Que dejen de emitir tantos gases al medio y que luego reparen los daños causados, pero a quién se le ocurre potabilizar y seguir contaminando a la vez? Debemos dejar de ensuciar África y el resto del mundo, el siguiente paso es devolverles a quienes un día se les arrebató el tesoro más importante de la humanidad, el agua.
En qué mundo vivimos! Ahora se hacen las cosas con la excusa de salvar al mundo...

Bueno... al final creo haber dejado entrever mi apuesta, cuando no quería apostar!

migramundo dijo...

He visto recientemente en un documental, creo que en National Geographic, un sistema que permite consumir la orina como si fuese agua. La metodología se aplica a cualquier clase de líquido que debe superar un proceso de depuración, creo que unos 12 minutos, a través de varios filtros. Luego abres una espita ¡e voila! Buen post, compañero. Saludos.

Felipe dijo...

Es una apuesta inútil. Perderán los de siempre.

Ansío el día en que la ciencia esté al servicio de (todas) las personas.