14 noviembre 2007

Los árabes según Hollywood

¿Cuál es 'nuestra' visión del mundo árabe? ¿Cómo se construye? Quizás no te habías dado cuenta, pero en las películas los árabes suelen ser malos malísimos...

Esa es la base del documental 'Reel Bad Arabs', cuyo trailer podéis ver aquí, y que disecciona la representación del mundo árabe en el cine desde un punto de vista crítico.

Un dato clarificador: se analizaron 1.000 películas norteamericanas que incluían uno o varios personajes de rasgos o cultura árabe. De ellas apenas 70 ofrecían una representación positiva o neutra. En el resto la imagen del mundo árabe es negativa, degradante, siniestra y desconfiada.

Aquí van algunos ejemplos, en forma de video:

(9 min)


Pero no sólo en el cine, también puedes hacer una prueba sencilla: busca la palabra 'musulmán' o 'islam' en Google/imágenes y comprueba qué imágenes salen entre las primeras páginas. Quizás puedas compararlo con 'cristianismo', por ejemplo. El resultado variará cada día en función del algoritmo de búsquedas y posicionamiento de Google, pero apostaría a que la representación general positiva-negativa no variará mucho.

Estos recursos son útiles por sí mismos para generar la reflexión... Para un consumidor informado y crítico (de imágenes), conocer estos estereotipos es el primer paso para contrarrestarlos y para demandar alternativas.


Contenido relacionado:
- Algunos musulmanes buenos
- El miedo al islam
- No al choque de civilizaciones
- Islam: todos no son uno

.

7 comentarios:

Néstor Iván Gutiérrez dijo...

Creo que esta negativa a observar el mundo arábe es parte de la creencia de superioridad que tenemos los occidentales. En estos últimos 200 años, desde la revolución francesa se ha creido la idea que Occidente es una civilización superior y que los valores de nuestra civilización nos consideraran ineludiblemente hacia el progreso, como consecuencia lógica todo lo demás es atraso y embrutecimiento, así como malvado, por lo cual no es raro que se presente al mundo arábe comom malvado.

Jluis dijo...

Acabar con la visión sesgada que del mundo musulmán se está instalando en el imaginario colectivo, creo que es uno d los grandes retos de hoy día.

La convivencia será extremadamente complicada si ha de articularse sobre el miedo y la desconfianza a que se están dando alas.

Un abrazote.

josemanuel dijo...

Hollywood, el cine en general, siempre ha sido un instrumento de propaganda. Incluso la película más aparentemente inocente puede llevar un mensaje moralizante. Si ese estudio se hace con asiáticos, indios, criollos, negros (aquí en menor medida gracias a los movimientos de derechos civiles en los años sesenta) o hispanos, creo que el resultado sería muy similar. Todo lo que no sea blanco, sajón y cristiano lleva implícita la semilla del mal. Y la estrategia les resulta muy rentable, económica e ideológicamente.

Desesperada dijo...

hace tiempo leí un libro que trataba este tema. recuerdo por ejemplo las infidelidades femeninas: siempre que en una peli la mujer pone los cuernos hay muertes. o, en su defecto, vuelve al redil. cuando es el hombre, los argumentos varían hasta el infinito. Moralina hasta en el celuloide!

[La Otra Agenda] dijo...

Efectivamente, el cine y la televisión son manifestaciones culturales con un gran poder de socialización. Además nos enfrentamos a ello relajados, en nuestro tiempo de ocio, con la "guardia baja". Está claro que las representaciones que ofrecen corresponden a quienes los tienen en su poder.
Cabría preguntarse qué representaciones se ofrecen en los medios chinos, o rusos, o árabes (en general) de "nuestra parte del mundo". ¿Saldría el mismo análisis pero a la inversa?


Por cierto, Néstor, creo que es tu primer comentario por acá. Bienvenido :)

josemanuel dijo...

Dos cosas:
En mi anterior comentario, donde he escrito sajón debería haber escrito anglosajón.
En referencia a los estereotipos tambien en el cine hecho fuera de Hollywood tenemos bastantes ejemplos. A los estadounidenses se les suele pintar como ricos, arrogantes, incultos y con un gusto pésimo por la comida, individualistas, obsesionados por el éxito profesional y social... son gajes de tomar la parte por el todo. Claro que, el poderío a la hora de invadir culturalmente un país se lo llevan los gringos ;-)

Alicia dijo...

La verdad os hará libres.
Quién dijo ésto?
Pues bien, creo que debemos informarnos, saber, conocer la verdad de esta cultura.Muchos se sorprenderían, de su hospitalidad, su cariño, su generosidad...pero como bien dice jluis, con miedo, con manipulación informativa, muy difícil veo la convivencia y el conocimiento.
Un abrazo David.