27 noviembre 2007

Niños con moscas (y3)

Sobre la 'competencia' entre las ONG y su misión en el mundo

... Páginas anteriores:
(1) - Sobre las imágenes y representaciones del llamado 'Tercer Mundo'
(2) - Sobre el Código de mensajes e imágenes a propósito del "Tercer Mundo”



Una de las claves del problema es la competición entre distintas agencias y organizaciones. Las distintas ONG compiten por un lugar en la tarta de posibles socios, donantes o colaboradores.
Y, digámoslo claro, muchas de estas organizaciones salvan su cuenta de resultados “gracias” a los donativos procedentes de una emergencia Flanagan, 2005producida en algún lugar del mundo. Que nadie lea entre líneas: el dinero va donde debe ir. Me refiero a que toda organización tiene sus objetivos económicos, su memoria anual y sus indicadores. Y hay una carrera loca por crecer, por ingresar más que el año anterior, por posicionarse más alto. No hay ánimo de lucro, pero sí se comparte con las empresas el afán de crecimiento y liderazgo. También, cada vez más y desde hace tiempo, afortunadamente, comparten los modelos de gestión. Pero, ¿son mejores las ONG de desarrollo (ONGD) cuanto más grandes o más dinero mueven? ¿Cumplen mejor su objetivo?

Especialmente en momentos de emergencia, las organizaciones humanitarias y de desarrollo incrementan su presencia con campañas urgentes para conseguir dinero que pueda aliviar la situación de millones de personas. La situación apremia, se inicia la competición, hay que llegar pronto y llegar fuerte (al público). Y en este panorama, los mensajes impactantes son los más efectivos a corto plazo.
Pero, cuidado, no todo vale por una buena causa.

Todavía puede encontrarse a veces esa imagen obscena de la pobreza y la miseria humana en campañas de recaudación de fondos, aunque afortunadamente ha llovido mucho desde las acciones que hace años llenaban nuestros domingos de huchas y “negritos hambrientos”. Y se sigue hablando de “caridad”, “filantropía”, “beneficiarios”...
Es vocabulario de hace un siglo.

Si nos centramos en las “víctimas” no nos centramos en personas con capacidades. Desde un punto de vista meramente de “beneficencia” las ONG perdurarían sin cambiar demasiado las cosas. No se trata de caridad, no se trata de ayudar a los necesitados sino de asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos y ciudadanas, empresas, gobiernos, etc. No hay caridad posible con los derechos humanos, sino justicia.

Desde mi punto de vista, esta competición repercute en desvirtuar el propio papel de la ONG en el mundo, en ensanchar “nuestro” desconocimiento sobre la realidad del “subdesarrollo” y también en lo que algunos llaman el “altruismo egoísta”.

Las ONGD fracasan cuando no son capaces de explicarnos la realidad de los países y las personas empobrecidas, cuando no sirven para azuzar nuestro compromiso ciudadano por construir un mundo más justo y no nos orientan sobre cómo conseguirlo. En definitiva, cuando nos llevan a pensar que su único objetivo es sacarnos un poco de nuestro dinero.


---
Viñeta: Flanagan
.

17 comentarios:

unoquepasaba dijo...

Tu último párrafo es contundente y esclarecedor, no puedo estar más de acuerdo. Tienes mi aplauso.

Felicidades por esta serie de tres capítulos que nos has regalado.

Olga dijo...

Concretamente, la primera frase del último párrafo es pa enmarcarla. Creo que la van a poner como frase del día en Canal Solidario jajaja (al menos la he sugerido)

mie dijo...

Lo he tenido que leer un par de veces :D Estoy de acuerdo con casi todo pero hay algunas críticas demasiado osadas y generalizadoras. Por suerte no creo que el afán por destacar y por ser protagonista del sector sea un problema extensible a todas las ONGs y más concretamente a las ONGDs. Aunque lo que sí que es una verdad como un templo es que esta competición entre el 5% de ONGs que mueven el 80% del "negocio no gubernamental" o "economía social" es lo que ve el 95% de la población. Triste, muy triste.
Muchas gracias por este análisis y por hacernos repensar. Está visto que sólo con pensar no vale. Un abrazo.

[La Otra Agenda] dijo...

:) Vaya, me habéis hecho releer mi propia frase a ver qué decía. En fin, os la regalo, a mí también me gusta :)

mie reconozco que el post tiene bastante de batallador o de provocador. Sé que estoy generalizando y que muchas organizaciones no merecen tal crítica en absoluto. Pero... ¿qué ocurre con las que sí? ;)

unoquepasaba dijo...

Pues las organizaciones que yo conozco pueden aplicarse este cuento de pe a pa.
Estoy tentado de repartirlo en fotocopias a más de uno...

Lauri dijo...

Me gusta. Donde dices "niños con moscas" yo también veo niños de la calle, inmigrantes naufragos o víctimas de una catastrofe natural, por poner ejemplos. En general cualquier persona en situación de "in-dignidad".
Muchas veces es dificil establecer el valor informativo de estas imagenes y quedan como mero recurso para el impacto.

Ginebra dijo...

Totalmente de acuerdo con los comentarios sobre el último párrafo. Por supuesto que no podemos generalizar, pero en este sector, en el que por suerte llevo ya más de una década, se nos está olvidando que el objetivo no es hacer crecer nuestra organización cada día un poco, aunque no sea para conseguir beneficios, sino agitar las conciencias de los ciudadanos del llamado norte, mientras apoyamos a los del Sur para que su día a día sea un poco mejor. Porque si no cambiamos nuestra relación con los países del sur, por muchas donaciones que hagamos, el mundo va a seguir como está. Eso sí, contribuiremos a que unos pocos o unos muchos tengan una vida mejor, que ya es mucho, pero no conseguiremos alcanzar el objetivo de un mundo más justo. Así que bienvenida sea esta reflexión.

Vente conmigo y enfócate dijo...

Muchísimas gracias por la serie "Niños con moscas". Me he permitido reseñarlo en nuestra página.

Un abrazo.

[La Otra Agenda] dijo...

Soy yo quien os da las gracias, por vuestros comentarios y reflexiones, y a los amigos de "vente conmigo..." también por la reseña en uno de mis blogs habituales, como Enfócate.

Ginebra, QUÉ BIEN verte por aquí y contar con tu aportación. Y yo que pensaba que ya no me leías... ;-)

Abrazos

Alicia dijo...

He leído de un tirón los tres post, y David, te felicito por el análisis y la claridad de exposición.
También voy a señalar la conciencia ciudadana, la inteligencia social de investigar qué organización trabaja y es honrada.Tenemos mucho que decir como ciudadanos que creemos en la justicia y un mundo mejor.Incluyo a esos voluntarios y voluntarias trabajadores de ONgs que pueden percartarse de q su organización no es clara a la hora de explicar cuentas, etc.
A mi personalmente me da respeto y miedo grandes organizaciones que tienen inmensos presupuestos...creo que hay auditorías externas? corrigemé David...
Y lo peor de todo que la mierda salpica a gente de bien, a la labor de mucha gente comprometida, a la que se juega la vida en el lugar de conflicto y en definitiva a todas esas personas que trabajan y luchan por la educación, erradicación pobreza, en el desarrollo.
Un abrazo.,
Lápices para la paz

Jluis dijo...

David, una maravilla y un lujazo de serie.

La desviación del foco de atención desde los objetivos hacia los medios dista de ser un problema puntual.

Un abrazo.

fpuga dijo...

En estas tres entradas te has referido sobre todo a la forma en que las ONGD comunican para la captación de fondos (destinados a proyectos o emergencias).

Creo que estaría bien hacer una reflexión más acerca de la comunicación de las ongd en labores de incidencia/sensibilización.

Yo sólo tengo experiencia en una ong y por lo que veo a veces, también somos demasiados autocríticos. En general las cosas se hacen bien, lo que pasa es que siempre queremos hacerlas mejor.

Makiavelo dijo...

Hace tiempo que me preocupa la doble contabilidad en algunas ONG´S y la aparición de advenedizos.

Saludos.

[La Otra Agenda] dijo...

Toda la razón, Alicia pero creo que la cuestión no está en si la organización es grande sino precisamente en lo que comenta Jluis, es decir, en si han confundido sus fines con los medios para conseguirlo. De hecho esa misma frase es habitual en el debate sobre este mismo tema.

También de acuerdo con lo que comentas, fpuga, hay campañas de sensibilización con escasa incidencia y ninguna capacidad transformadora. Creo que ese último párrafo del que ya hemos hablado es aplicable también a las labores de movilización- educación para el desarrollo.
Y, sí, afortunadamente las cosas suelen hacerse bien, muy bien, diría yo :)

Saludos,
David

Niña dijo...

Me ha parecido muy interesante esta serie, En cuanto a los métodos de las ONG para impactar y captar socios.. bueno, creo que en parte es porque nuestra sociedad está cada vez más "anestesiada", y a mucha gente le interesan más los últimos cotilleos de sociedad que las causas de la pobreza en África... hay poca gente que desee informarse de verdad como nosotros :)
Un saludo

[La Otra Agenda] dijo...

Gracias Niña por tu comentario. Es verdad lo que dices.
La pregunta es ¿es posible cambiar esa tendencia? o... más bien ¿qué podemos hacer para cambiarla?

Un abrazo :)
David

SUBCOMANDANTE FELIPE dijo...

Excelentes artículos. Totalmente de acuerdo.