17 abril 2007

Algunos musulmanes buenos

Según un estudio realizado por el International Center for Media and the Public Agenda, que analizó la cobertura informativa sobre Pakistán, Irán o Palestina en los medios estadounidenses en distintos períodos de tiempo, la imagen que se ofrece de los musulmanes es siempre negativa.
Son violentos, radicales, fundamentalistas y una amenaza para Estados Unidos.
No olvidemos la famosa pregunta que afloró tras el 11-S: “Why do they hate us?” (¿Por qué nos odian?), donde el “they” (ellos) vienen a ser TODOS los musulmanes del mundo.

Pero entre los malvados musulmanes hay un colectivo que a veces, muy de vez en cuando, suele ser fuente de otro tipo de noticias. Ofrecen un enfoque positivo, una visión esperanzadora o bondadosa: las mujeres.

No nos engañemos, también en ocasiones su presencia y la agenda informativa se limita a profundizar en las miserias del Islam y presentarlo como algo detestable: ellas son sus víctimas, objeto de explotación, discriminación o violencia.
Sólo en otras ocasiones (normalmente gracias al trabajo de campo de algún "corresponsalucho") se destaca su importante papel como agentes de desarrollo local, como constructoras de la paz o como educadoras de los futuros niños y niñas que dirigirán estos (amenazantes) países.

El estudio al que hago referencia se circunscribe a los medios informativos, pero no hay que ser muy hábil para adivinar que la cosa va más allá. Y si no pasad por este interesante artículo para confirmar que... los malos llevan turbante.
.

9 comentarios:

Leticia dijo...

Hola, tengo un blog sobre televisión y me gustaría mucho que entraras!!! Te dejo mi dirección:

www.lamoscadelatele.blogspot.com

Muchas gracias y un saludo

Africana dijo...

El Islam es a menudo objeto de duras críticas desde la "civilizada occidente". Caemos todos en el error de hablar de temas que desconocemos o que simplemente leimos o vimos en algún medio de comunicación. Nos enfurecemos y hablamos de terrorismo cuando alguien se inmola en Palestina, pero nadie habla de terrorismo cuando se invade un país y se masacran seres humanos, tampoco cuando media humanidad pasa hambre sabiendo que podría impedirse porque la Tierra tiene capacidad para abastecer al doble de la actual población mundial. Se nos llena la boca de palabras para hablar de los árabes, aquellos seres de oriente asalvajados que someten a las mujeres y que viven carentes de libertad alguna... hablamos de lo ridículo que es llevar el hiyab o la barba y lo vulgar que es creer en lo que creen los musulmanes... Todos hablan pero pocos o nadie escucha... de los pocos que escuchamos... acabamos prendidos de esa religión y de su gente... simplemente por conocer y aprender sus costumbres, sus creencias...
Me duele ver tanto odio hacia millones de seres humanos, y más duele, aún si cabe, que ese odio sea producto de una manipulación política, geostratégica, económica o como queráis llamarlo, pero duele ver como los de tu propia especie se dejan manipular como títeres en un teatro y dejarse llevar por la ira sin razón ni lógica alguna...
¿Se acercará el fin del homo sapiens... sapiens?
Qué amargo me sabe ver y oir todo esto... Solo los humanos somos capaces de disfrutar haciendo sufrir y hacer daño por placer, solo el ser humano es capaz de odiar y sentir rencor como lo siente... los animales matan por necesidad y...
¿Terrorismo? Os recomiendo el libro de Piratas y Emperadores de Noam Chomsky... cuánto terrorismo hay en el mundo y qué poco se habla de él...

[La otra agenda] dijo...

Africana, ya veo que el tema te toca la fibra sensible ;)

Una de las frases aleatorias que aparecen bajo el título del blog dice
El norteamericano blanco relega al negro a la condición de limpiabotas y deduce de ello que sólo sirve para limpiar botas Creo que es una reflexión interesante al hilo de lo que planteas, aplicable al terrorismo y los estereotipos sobre los musulmanes.

Ah... "Piratas y emperadores", qué ganas le tengo... ¡A ver si encuentro el momento!

:)

Laura A. dijo...

Hola David, y por supuesto, hola también a todos los internautas. Esta es la primera vez que escribo en un post -que no sea el de algún compañero/a, claro- .
Sobre el post, creo debemos partir de la evidencia -aunque para algunos no está tan clara...- de que todos somos seres humanos, ya pertenezcamos a una raza o a otra, seamos blancos, negros o amarillos. Y no por ser musulmán, ya se es un terrorista; y por ser, por ejemplo occidental se es un al ma de la caridad. ¿O acaso Cho Seung-Hui, que no era precisamente musulmán, no fue inhumano al acabar con la vida de 33 personas (que podríamos haber sido vosotros o yo misma)? Es que acaso ¿no existen muchos que sin mancharse las manos comenten atrocidades? En todos los países, razas, culturas, círculos sociales, e incluso en la misma red, encontraremos grandes personas, así como otras que cometen grandes estupideces. Pero ante todo, hay que saber distinguirlas, y para ello, primero hay que conocerlas. No colguemos etiquetas de la frente de inocentes. No hagamos pagar a justos por pecadores. No nos conformemos con lo que se nos dice ni tampoco con lo general: vayamos a lo pequeño; descubramos las piezas que forman a cada ser humano y veamos cómo estas encajan en el puzzle del mundo, incluso con las nuestras propias, llevemos turbante, o no.

[La otra agenda] dijo...

Hola Laura :)
Bienvenida y muchas gracias por animarte a comentar en [La otra agenda].

Desgraciadamente este mundo, y especialmente el mundo periodístico, es un mundo de etiquetas y estereotipos.
Recuerdo que hace unos años los malos de las películas "made in USA" eran casi siempre los rusos... hoy suelen ser más bien los "árabes".
Una visión del mundo ¿interesada?, ¿compartida?
En cualquier caso, como bien dices, simplificada y estereotipada.

Africana dijo...

Cuenta San Agustín: El Emperador Alejandro Magno se encontró con un pirata al cual amonestó: "¿Cómo osas molestar al mar?" A lo que el pirata le respondió: "¿Cómo osas tú molestar al mundo entero? Yo solo tengo un barco y por eso me llaman ladrón, tú tienes toda una flota y por eso te llaman emperador".
Algo así creo recordar del comienzo del libro "Piratas y Emperadores" de Noam Chomsky.
David... debería tocarnos la fibra sensible a todos, independientemente de... TODO, o de NADA. Sencillamente creo que es preocupante, y repito, realmente preocupante las dimensiones en cuanto a gravedad y descontrol se refieren, están adquiriendo ciertas injusticias a las cuales nadie hace alusión. Es alarmante la manipulación y el maquillaje que se está llevando a cabo con sucesos a los que yo dedicaría páginas y páginas en un periódico u horas enteras en un informativo, pero que, sin embargo, apenas se le dedica unos minutos. En cambio para anunciar e informar de la muerte de una gran diva del cante o de las discusiones infantiles de nuestros políticos, sí que se le dedica tiempo. Así es normal que salgan a relucir este tipo de oipiniones a mí parecer un tanto sesgadas y a la vez exageradas por la misma razón de siempre (es la pescadilla que se muerde la cola).
El problema está en nosotros mismos, somos incapaces de demostrar nuestro potencial y nuestra capacidad de inteligencia, de autosuficiencia y de crítica para evitar las influencias y buscar las realidades ficticias que en nuestro entorno se producen.
Si tu fuente de información solo son los medios de comunicación entonces tus opiniones se basaran solo y esxlusivamente de esa fuente. Es un silogismo muy simple : si p entonces q; y p, luego se da q.
El probema lo podemos extrapolar a cualquier tema de ámbito social y/o político.
Estoy de acuerdo con ustedes: ésta es la visión del mundo: simplificada y por suepuesto, (cómo no!) estereotipada.
Solo una cosa más: Si decides cambiar el mundo, empieza por tí mismo.
Un axioma tan sencillo y elemental que nos dejó Ghandi.
Un saludo :)

Anónimo dijo...

Por si alguien le interesa la lectura, puede sorprenderse leyendo lo avanzado de la filosofia islamica con el libro "Presencia Viva" de Kabir E. Helminski

Anónimo dijo...

Hola a todos y felicidades por el blog.
La verdad es que no puedo estar más de acuerdo con los comentarios de africana.
Me preocupa especialmente la manipulación informativa, o mejor dicho, desinformativa,que sufrimos y la impasibilidad que a mi parecer muestra la sociedad en general, la falta de un pensamiento crítico, de demanda de información, nos conformamos y validamos cualquier noticia sesgada como una verdad absoluta sobre pueblos que no sabemos ni donde están en el mapa y me apena pensar que esta sumisión sucede porque realmente somos tan egoístas que no nos importa otra realidad que no sea la nuestra propia.
Eso sí, luego opinamos, criticamos y juzgamos sin duelo, sin pararnos a pensar que para hacer eso es fundamental tener conocimientos de lo que se habla.Conocimientos que a día de hoy no nos aportan los medios de comunicación, en general.
Ahora los malos de la película son los árabes como en su día fueron los rusos. La historia se repite. Por lo visto el mundo siempre estará dividido en "buenos" y "malos". Por supuesto en el papel de buenos siempre están los mismos.
No existen pueblos o culturas "malas" si no diferentes y occidente deberia dejar de mirarse el ombligo y RESPETAR, ¿Por que lo nuestro es lo bueno y lo que es diferente es malo? ¿No puede ser simplemente diferente?
Lo que pasa es que a nivel político y de estrategias económicas interesa la generación del conflicto, la división, y una población desinformada que apoye o por lo menos no ponga el grito en el cielo cuando nuestros gobiernos " demócratas y civilizados" llevan a cabo sus propias acciones terroristas contra estos países.
Busquemos la información y seamos capaces de sacar nuestras propias conclusiones, de tener un criterio propio y de juzgar conociendo LA REALIDAD y no la pseudorrealidad que nos venden en estos infoshows en los que se han convertido los medios de comunicación.
Y ante todo no nos olvidemos de que por encima de razas, etnias, culturas y religiones TODOS somos simplemente SERES HUMANOS merecedores todos del MISMO RESPETO.

Anónimo dijo...

Repetir una mentira mil veces puede convertirla en verdad. EUA es experto en manipulación. Después de la guerra fría necesitaba un nuevo enemigo. Y si bien algunos musulmanes radicales le odian, eso no incluye a todos. Pero la mentalidad xenófoba y radical de EUA así lo requiere, antes eran los rusos, y tampoco los latinos salimos bien parados en sus películas (el típico narco latino)