28 febrero 2007

El turista "accidental"

Haga turismo por una favela en Río de Janeiro, los barrios más pobres de Soweto en Sudáfrica o hágase algunas fotos a los niños de la calle en Nueva Delhi.

Grupos organizados de turistas, ataviados con sus cámaras y demás cachivaches, su repelentes anti-mosquitos y sus protectores solares pueden verse ya recorriendo los slum de India o de Kenia.

Son las últimas tendencias en el mercado del turismo. Propuestas que surgen con la idea de mostrar la realidad y la cotidianeidad de países generalmente visitados por otros “atractivos” (playas paradisíacas, safaris, estupendos resorts...) Y no sólo eso, más de uno incluso se lo plantea como inversión inmobiliaria.

Estas ofertas supuestamente muestran de primera mano la realidad en los países en vías de desarrollo, visitan los proyectos que diversas organizaciones llevan a cabo, sumergen al turista en celebraciones populares, etc. Y todo por un módico precio. También saldrán muchas fotos parecidas a la ganadora del Wold Press Photo 2006 y con un enfoque (ideológico) parecido.

¿Qué te parece?: ¿puro voyeurismo? ¿una iniciativa aprovechable? ¿una oportunidad para mostrar la realidad de este mundo? ¿una muestra más de la frivolidad del “Norte”?


Fuente: ForeignPolicy Passport blog
.

12 comentarios:

MigraMundo dijo...

Me parece de estúpidos, compañero. Es como si organizasen viajes programados a las alcantarillas de los ricos y se fotografiasen llenos de mierda (con perdón). Al igual que los drogadictos, los ociosos y socialmente hastiados necesitan inyectarse compasión en vena para poder mirarse al espejo. Lamento ser tan crudo, pero me ha inspirado tu excelente post. Saludos.

[La otra agenda] dijo...

Gracias #migramundo#. Más claro no se puede decir.

El debate está servido... Pensemos, hay quien ve en estos proyectos una oportunidad para mostrar los aspectos más excluyentes (y generalizados) de este mundo. Yo me pregunto ¿es posible cambiar actitudes y comportamientos con viajes como estos? ¿Son estas experiencias transformadoras o por el contrario mantienen el status-quo, los prejuicios, las actitudes etnocéntricas, etc.?


>> Por cierto MUCHAS GRACIAS a nuestros amigos/as de Hacesfalta.org por su enlace a esta noticia!!! .

Un abrazo,
David

Fang dijo...

Me parece una falta de respeto a los empobrecidos, una nueva manera de seguir robándoles y de hacer dinero, a costa de las únicas poseciones que tienen, su dignidad y su mal vivir. Ojalá cogan una amebiasis que se tuvieran que quedar pegados al vater que descarga en las alcantarillas que dice migramundo. Saludos y gracias por el post.

Anónimo dijo...

Es triste y lamentable...pero no se puede negar que tiene su parte positiva: cuantos más turistas acudan, más desarrollo tendrá esa zona y podrían dejar de ser tan pobres.
Pero sólo de pensar en ver bajar un autobús con gente repleta de cámaras me da mala gana...

Anónimo dijo...

A mi modo de ver el problema de estas actividades es que solamente sensibilizan cuando la persona esta dispuesta a sensibilizarse y para ello darse cuenta y dejar de lado prejuicios que a lo mejor ni nos damos cuenta de que tenemos. Si el turista no esta en este punto, esos autobuses solamente pasaran por las zonas empobrecidas sin que los turistas se bajen entre otras cosas a enriquecer esas zonas. Creando una mayor brecha entre el rico y el pobre, entre el norte y el sur, y de nuevo entre unas razas y otras.

Anónimo dijo...

Me parce penoso que para sensiblizar haya que mostrar la realidad de estos paises cruda y dura, denigrando a la gente que alli vive ¿por que no vamos a hacer fotos o turismo a tanatorios y hosptales para estar en total contacto de una manera "ludica" con las miserias ajenas?
En lugar de eso apoyemos un turismo sostenible, un turismo de voluntariado, de cooperacion; en lugar de una ruta por los paises empobrecidos haciendo fotos y viendo desgracias mejor "remangemonos" y pongamos manos a la obra intentnado mejorar estas situaciones.

Anónimo dijo...

Hola!
Yo he estado de monitor de un programa de sensibilización al desarrollo sobre el terreno para jóvenes -para muchos turismo solidario gratuito con fondos públicos para hacer amiguitos- y lo que he visto es que lejos de sensibilizarse y aprender, sólo sirve para afianzar actitudes, elevar la propia autoestima y mostrar sobre el terreno la vacuidad de nuestras almas y nuestra cultura.
Y encima se vuelve a la inactividad diaria con la mente tranquila y la sensación de haber hecho algo, después de haber dejado la impresión en otra parte del mundo de que no te mereces ni un 1% de lo que tienes.
Es decir, para mí empobrece tanto allí como a los que llegan aquí, mientras la cultura turística de este Estado sea la ir a ver, no empaparse en la realidad y que todo se adapte a nosotros en lugar de adaptarnos y respetar aquella cultura en la que, puntualmente, estaremos.

Ney dijo...

Os dejo aquí un post que habla sobre un tour que se hace a las favelas en Río de Janeiro, ecrito por Hernán Zin (autor, entre otras cosas, del libro "Helado y patatas fritas" imprescindible si una se quiere acercar al tema del abuso sexual infantil). El enlace es:http://blogs.20minutos.es/enguerra/post/2007/03/12/favela-tour-un-recorrido-la-mitica-rocinha-
Particularmente a mí no me gusta este tipo de "turismo". Una cosa es establecerse por un tiempo en un barrio o localidad poco favorecido, vivir allí si realmente se quiere conocer y otra cosa, es salir de un hotel cinco estrellas, tomar un bus, irte con la cámara a echar fotos y regresar al mullido sofá olvidando todo lo que se ha visto..vamos, una pena...la esperanza que me queda, es que si al menos una de todas las personas que hace ese tipo de visita al año en cualquier parte de este mundo castigado se llega a remover de verdad y a partir de ese momento comienza a pensar y actuar de otra forma, esa visita, eso que a muchas nos puede parecer una fivrolidad, habrá valido la pena. Y digo yo..la esperanza es lo último que se pierde.

[La otra agenda] dijo...

Gracias ney :)

Parece que hay problemas para recuperar el enlace.
Os lo dejo aquí, para quienes estén interesados/as en pasarse:
FAVELA TOUR

Anónimo dijo...

Creo que este turismo de pseudosolidarios puede frenar las ansias migratorias de aquellos "pobrecitos" que vamos a fotografiar.

A veces del "primer mundo" sólo conocían a cooperantes, y al ver a esta fauna pensarán: si la gente por allí es así, yo me quedo aquí.

Pablo dijo...

John es un joven indio de 16 años. Enseña cómo se vive en uno de los barrios bajos de Nueva Delhi. Contamos con él cuando uno de nuestros/as viajeros/as quiere conocer a fondo el país, sin reparos y compartiendo experiencias en el slum, en la India rural y también en un hotel de 5* superlujo. Hay muchas personas que desean saber cómo son otras vidas. Se atreven a intentarlo y nosotros les guiamos.

John cobra 200 rupias por persona. Él y otros jóvenes actualmente organizan visitas al slum. Hasta hacen poco habitaban el slum y es su forma de "salir adelante".

Quizá no estaría de más preguntarle a él qué le parecen todos esos argumentos.

Estoy seguro de que John no tiene tantos prejuicios sobre el tema ni la misma "sensibilidad social". Pero sinceramente creo que ese "paternalismo" le parecerá un freno para no poder salir del slum.

Le preguntaré.

Saludos,
Pablo

JJ dijo...

Hoy he leído este artículo en ELMUNDO.ES y me he acordado del debate que tuvimos aquí.
Parece que la propuesta irá en auge...