12 febrero 2007

FMI: Lecciones de economía

Hablamos del FMI = hablamos de economía neoliberal. Por supuesto.

(7 minutos)



>> Aprovecho para recomendaros la lectura de esta explicación monográfica sobre el Fondo Monetario Internacional (en Make Poverty History). Complementa el corto que acabamos de ver, con algunas cuestiones que no dicen los dibujos animados... o lo dicen de otra manera.
.

8 comentarios:

Sevi dijo...

Considero que la crítica que se hace al FMI es totalmente respetable y en cierta medida la comparto, pero el análisis del problema me parece completamente erróneo y que parte de un prejuicio: el mundo tiene que ser justo, por lo que todo lo que se aleje de la idea de justicia es malo.
La relación entre el FMI y un país que solicita un crédito es similar a la cualquier persona que solicita un préstamo a un banco: exige que seas solvente para poder devolverlo. De este modo, un cliente rico puede conseguir préstamos con condiciones preferentes (bajos tipos de interés, escasas comisiones, facilidades de renegociación), mientras que un simple asalariado tiene que ofrecer ciertas garantías (contrato fijo, aval, hipoteca, etc.) y recibe peores condiciones (lo tomas o lo dejas). ¿Justo o injusto? Es una relación de oferta y demanda, de poder desigual de negociación.
Pensemos en el FMI como un club de ricos que presta el dinero excedentario a los pobres (no lo hacen porque son buenos, sino porque el dinero que les sobra permanece ocioso) y que, por tanto, impone una conducta orientada a que le devuelvan el dinero. Esto significa la "condena de todo déficit" y una estrategia de desarrollo en dos pasos: primero el crecimiento económico y después la corrección de los desequilibrios sociales. Es decir, demuéstrame que tienes credibilidad, y después desarrolla una política social. Su argumento es que hacerlo al revés es comenzar la casa por el tejado, porque la política social con déficit público desemboca en la bancarrota del Estado (caso de Argentina.
Por desgracia, la idea de justicia apenas ha tenido un desarrollo a nivel internacional, pero acabar con el FMI es tanto como eliminar a los bancos en nuestra sociedad. Sin financiación, no hay crecimiento. El problema es cómo integrar la democracia y el mercado. Sin mercado vamos al desastre, y sin democracia no somos libres y perdemos la dignidad.

[La otra agenda] dijo...

Hola sevi,
¡Has entrado fuerte a [La otra agenda], con 5 ó 6 comentarios en 24h! :)

Al tema: creo que hay múltiples ejemplos de conciliación entre la economía y la justicia social.
Soy de los que piensan que "el mundo tiene que ser justo". No creo que sea un "prejuicio" sino una meta, una responsabilidad para todos y todas, un proceso de cambio. Lo contrario es un "perjuicio", una vulneración de derechos para las víctimas de ese sistema desigual.
Y creo que el FMI aplica fórmulas que favorecen poco ese cambio, más bien sostienen el modelo actual.

El dinero está mal repartido, y las relaciones de poder también. El FMI es funcionalmente perfecto para que eso nunca cambie.



Por cierto, acabo de ver que nos han retirado el video de Youtube... se trataba de un corto de 7 minutos que explicaba los fundamentos de la economía y el trabajo del FMI, en dibujos animados, orientado seguramente al trabajo con jóvenes. Si encuentro otras formas de verlo online informaré por aquí.

unoquepasaba dijo...

El FMI sólo sirve para mantener políticas neoliberales en el mundo. Impone condiciones salvajes a los países más desfavorecidos bajo el lema "o lo tomas o lo dejas". Así ni democracia, ni desarrollo ni nada. Ganan los de siempre y pierden los demás (casi todos)

Sevi dijo...

Insisto en que parte del pensamiento social parte de un prejuicio: en algún momento existió un mundo justo que fue corrompido por la acción del hombre.
Yo creo que la justicia social y los derechos del hombre, tal y como los entendemos hoy en día, nunca han existido. Son utopías necesarias por la que apenas llevamos trabajando cien años.
Tal y como veo el problema del desarrollo, creo que la solución va más encaminada por la transformación del FMI en una institución que tenga más en cuenta criterios de desarrollo humano, frente a quien aboga por la alternativa de su desaparición. Para tí, "unoquepasaba", es una institución innecesaria, porque defiende intereses neoliberales. Para mí, es una institución necesaria, pero no suficiente. Debe complementarse con políticas sociales que tal vez no deban emanar del FMI (funciona como un club privado), sino de la ONU.
Comparto tu desconfianza con el FMI, pero la misma desconfianza me inspiran los poderes económicos que controlan a su antojo los países en vías de desarrollo.

unoquepasaba dijo...

Por lo que dices quizás en el fondo estamos de acuerdo, aunque con diferentes formas de expresarlo.

Para mí no es que el FMI sea innecesario sino que es un error. De hecho el problema es que en realidad es "muy necesario", para los de siempre, interesados en mantener el status quo.
Una institución que seguramente nació con grandes propósitos pero que, como dices, se ha convertido en un club de ricos. Yo diría en una banda de usureros cuyas "recetas" no benefician al desarrollo de los países a quienes supuestamente prestan ayuda, sino a sus propias economías.
Está claro que como institución necesita complementos, políticas sociales, etc. Pero ante todo necesita una reforma, o una reorientación. Según está planteado no sirve para el Desarrollo.

Saludos

[La otra agenda] dijo...

Quizás la clave está en que el FMI, como otras entidades internacionales (OMC, Banco Mundial...), antepongan el compromiso con el desarrollo humano sostenible a criterios meramente económicos o financieros. Para eso un requisito imprescindible es que dentro de sus estructuras de toma de decisiones dejen de mandar "los de siempre".

¡Interesante debate! :)

Un abrazo,
David

[La otra agenda] dijo...

El video vuelve a estar disponible... no sé si en Youtube fue censurado o simplemente retirado por quien lo subió.
Vamos a ver lo que dura...

no_me_gusta_la economía dijo...

hola,soy AK este es mi comentario, parecido al de ustedes, solo he leido unos capítulos por que me los encargaron te tarea pero quice entrar a comentar.bye

Considero que la crítica que se hace al FMI es totalmente respetable y en cierta medida la comparto, pero el análisis del problema me parece completamente erróneo y que parte de un prejuicio: el mundo tiene que ser justo, por lo que todo lo que se aleje de la idea de justicia es malo.
La relación entre el FMI y un país que solicita un crédito es similar a la que cualquier persona que solicita un préstamo a un banco: exige que seas solvente para poder devolverlo. De este modo, un cliente rico puede conseguir préstamos con condiciones preferentes (bajos tipos de interés, escasas comisiones, facilidades de renegociación), mientras que un simple asalariado tiene que ofrecer ciertas garantías (contrato fijo, aval, hipoteca, etc.) y recibe peores condiciones (lo tomas o lo dejas). ¿Justo o injusto? Es una relación de oferta y demanda, de poder desigual de negociación.
Pensemos en el FMI como un club de ricos que presta el dinero excedentario a los pobres (no lo hacen porque son buenos, sino porque el dinero que les sobra permanece ocioso) y que, por tanto, impone una conducta orientada a que le devuelvan el dinero
Por desgracia, la idea de justicia apenas ha tenido un desarrollo a nivel internacional, pero acabar con el FMI es tanto como eliminar a los bancos en nuestra sociedad. Sin financiación, no hay crecimiento. El problema es cómo integrar la democracia y el mercado. Sin mercado vamos al desastre, y sin democracia no somos libres y perdemos la dignidad.