28 diciembre 2006

Una historia de Navidad en Palestina

"Tubas es una localidad relativamente tranquila (la tranquilidad en los Territorios Palestinos es un concepto muy relativo) de Cisjordania, de unos 16,000 habitantes, donde prácticamente la totalidad de la población es musulmana. Su economía se basa en la agricultura, olivares y cereales, más algunas pequeñas áreas dedicas a la horticultura. Acción contra el Hambre abrió una oficina en esta población en el 2002 y desde entonces ejecutamos proyectos de seguridad alimentaria, agua potable y saneamiento para las poblaciones más vulnerables y golpeadas por la cada vez más colapsada economía Palestina.

La historia que les narro sucedió hace unos tres meses, pero su contenido enlaza perfectamente con el espíritu de la Navidad, solidaridad y convivencia.

Me imagino que muchos recordaréis que meses atrás el Papa Benedicto XVI pronunció una polémica conferencia en Alemania en la que realizó comentarios sobre el Islam. Muchos musulmanes en diferentes puntos del planeta se sintieron ofendidos, pues interpretaron que Benedicto XVI relacionaba el Islam con la violencia. En varios países musulmanes, muchos menos participaron en protestas y manifestaciones, pero tan solo una minoría realizó actos violentos.

En Tubas la comunidad cristiana está formada por tan solo un centenar de personas, que se reúnen en una bonita y antigua iglesia en el centro del pueblo. Esta iglesia fue blanco de un ataque por un puñado de radicales y exaltados, que de esta forma querían mostrar su desacuerdo con Benedicto XVI (y por extensión, con el pensamiento cristiano y occidental). Un cóctel molotov impactó en la fachada de la iglesia, causándole daños de poca consideración.

Los medios de comunicación occidentales reflejaron a bombo y platillo las reacciones virulentas que se sucedieron como rechazo a las manifestaciones de Benedicto XVI. El ataque a la iglesia de Tubas no fue una excepción, en varios periódicos on–line occidentales pude leer la noticia.

Lo que no leí en ningún medio de comunicación es lo que sucedió inmediatamente después del lanzamiento del cóctel molotov. Una importante parte de la comunidad musulmana de Tubas salió a la calle y se postró durante toda la noche junto a la iglesia cristiana para protegerla. En los días posteriores muchos colaboraron para reparar los daños sufridos, y en menos de una semana no se notaba desperfecto alguno en la iglesia.

Frecuentemente sólo recibimos noticias e informaciones de musulmanes radicales y fanatizados, lo que crea un caldo de cultivo óptimo para la islamofobia, lo que distorsiona peligrosamente la realidad. A pesar de lo que la mayoría de la gente piensa, la convivencia entre comunidades de distinta religión y etnias en Palestina ha sido y sigue siendo muy frecuente. La convivencia es posible. Y es la única solución."


Enviado por: Xavier Jene (desde Palestina)
Gracias, Juanan.
.

1 comentario:

CanalSolidario dijo...

Noticia destacada en el repaso semanal de la Blogosfera de CanalSolidario.