13 diciembre 2006

370 millones de indígenas siguen sin sus derechos

La “Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas” se refiere al derecho de millones de indígenas en todo el mundo a la libre determinación y recoge cuestiones tan importantes (y a “nuestros” ojos tan obvias) como que deben dar su consentimiento a la explotación de los recursos naturales de sus tierras o a la realización de operaciones militares sobre sus territorios.

Esta Declaración fue aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a finales de junio, pero en la última no ha contó con apoyo suficiente para su ratificación y fue aplazada. Los impulsores de la Declaración lamentan que hayan sido precisamente los países africanos (poseedores numerosas comunidades indígenas) los que hayan vetado la continuidad de este proceso y denuncian que lo hayan hecho sometidos a presiones por parte de otros países.

En este artículo de El Mundo (13-12-2006) se recogen algunas reacciones de las ONG y los líderes que han estado impulsando esta Declaración desde hace años:

“El desarrollo en nuestro países se ha producido gracias a los recursos que hay en tierras donde habitan los indígenas, pero los beneficios no se han compartido con nuestras comunidades” (Roberto Mucaro Borrero, de la etnia taina y representante del Caucus de los Pueblos Indígenas)

(Esta decisión) “no sólo ha dañado las perspectivas de los indígenas, sino la credibilidad del Consejo de Derechos Humanos" (Phil Fontaine, jefe nacional de la Asamblea de Primeras Naciones de Canadá)

“Esta decisión demuestra la discriminación que padecen los indígenas en comparación con resto de la gente, pues se les impide que puedan tener control de sus vidas, acceso a los recursos naturales y practicar sus culturas" (Alison Graham, del Servicio Internacional para los Derechos Humanos).


Aquí la noticia en El Mundo, 13-12-2006
.

1 comentario:

Ana dijo...

Última hora:

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/12/13/solidaridad/1166034682.html